sábado, 16 de febrero de 2013

La pluma


El fuego de la conciencia exhala una voluta de humo, una pluma, mientras sube en el espiral se va pintando para transformarse en el mensajero del Sol nuestro padre, en la Señora de los cielos que extiende su falda para darnos cobijo, en la visión alada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario