viernes, 21 de junio de 2013

Pez gordo (primera parte)


Un hombre mayor mira a su esposa que se prepara para ir al arroyo, entre todos los lugares que rodean su jacal, a ella le gusta el arroyo más que ninguno. Está juntando sus cosas y el señor le dice como cada vez: "no laves tu nixtamal en el arroyo, se puede perder".
La señora, también mayor de edad, hace como que no lo oye y lleva al arroyo el nixtamal, pero en esta ocasión se le cae un poco al agua y aparece un enorme pez que no solo se come el "poquito", sino que abre una bocota y se lleva todo el nixtamal.
La señora se asusta un poco pero decide no contar nada. Y sigue visitando el arroyo. Para su sorpresa el pez va engordando notablemente. Hasta que un día le platica a su viejito, y éste, después de pensar un rato, le dice, "ese pez va a tener un niño, un niño está en su barriga, la próxima vez que lo veas te lo traes".
Así lo hizo la señora y ya en la casa entre los dos sacan al bebé. 
El niño vive con ellos, crece muy contento y trabajador, lo tratan como nieto, no hablan de cómo nació. Solo disfrutan el campo, la milpa. Pero un año que no tienen ni dinero ni semilla para sembrar, de pronto se oye:
"Voy a hacer una milpa grandísima"  Los viejitos enmudecen por un instante y luego pregunta  el señor al niño: " ¿Y cómo vas a hacer? Ah pues solo necesito una tortilla y un guaje. Se quedan paralizados los abuelitos, casi ni respiran, al rato le llevan la tortilla y el guaje, pensando que es un juego. Pero no saben lo que les espera.

2 comentarios: