viernes, 9 de agosto de 2013

Se reclama la protección total del territorio sagrado de la Isla del Rey (Haramara / Chejvmu´na)



Foto: Archivo Venado Mestizo
El pueblo Nayheri (Cora) se suma al pueblo Wixárika (Huichol) y reclama la protección total del territorio sagrado de la Isla del Rey y su entorno (el estero y la franja del mar que lo rodea) en San Blas, Nayarit.

“Cuenta la leyenda que ahí en San Blas el Venado nació de la mar, salió de ese océano primordial para iniciar una peregrinación por tierra, dejando en sus huellas marcas que recuerdan su caminar. Subió y tal vez se hizo montaña, tal vez manantial ojo de agua, atravesó la serranía, bajó al desierto y se encarnó rosita sagrada, se encarnó maíz, tortilla, pinole, lobo, venado, flechador y ofrenda y quien sabe en cuántas formas más se hizo manifiesto.” (Tejedora)
-------------
El que se distrae pensando en obtener recompensas a cambio de vender lo sagrado va a caer en el canto de las sirenas, en sus engañosas extremidades de apetito voraz. El que camine agradecido al poniente ese verá en todos los monstruos que acechan a los diferentes momentos de la noche y el día, a lo que da vida, a la familia.
Y a la familia se la trata con cariño y respeto.
Así nos espera la fuerza del abrazo de la Señora, ahí parada en la playa, vestida de antiguo ixtle espuma de mar.

En mayo del 2013, el coordinador del Consejo Indígena Nayheri (pueblo Cora)  entregó a la Presidencia de la República Mexicana y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) un oficio en el que se manifiestan de inconformidad y demandan una consulta previa, libre e informada, atendiendo a las formas tradicionales en la toma de decisiones respecto a los territorios sagrados de los pueblos Wixárika (Huichol) y Nayheri  (Cora) conocidos como “Tatei Haramara” y “Tatei Niwetsika”, que en lengua del pueblo Nayheri se denominan  “Chejvmu´na” y “Jusiu´mu´na”, localizados en la isla del Rey, en el municipio de San Blas, estado de Nayarit, los cuales están amenazados y pueden ser afectados severamente por diversas acciones de dependencias y entidades federales.

Ya en esas fechas, se denuncia en el mismo  documento que hay la existencia de un trámite en el que se pretende enajenar 3.5 hectáreas propiedad de la Nación a favor de la Unión Wixárika de Centros Ceremoniales de Jalisco, Durango y Nayarit A.C., a lo cual el pueblo Nayheri se OPONE ROTUNDAMENTE, porque “afectaría derechos colectivos culturales y territoriales de los pueblos nayheri y wixárika” ya que no se efectuó ninguna consulta conforme a lo establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y Declaración de las Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas.

En este mismo documento señalan que “la isla del Rey, además de su valor cultural y espiritual para nuestros pueblos, es también de gran importancia ambiental y de hecho, México ya tiene un compromiso con la  comunidad mundial para su preservación, dado que se encuentra dentro del límite sur del Sitio RAMSAR Marismas Nacionales. Igualmente forma parte de todas las categorías de “Regiones Prioritarias para la Conservación de la Biodiversidad”  a cargo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP)… y además se encuentra dentro de una Región Extrema Prioridad en el Análisis de Vacíos y Omisiones para la Conservación de la Biodiversidad”

Por todo esto, en el documento se reclama “la protección de TODA la Isla del Rey, los islotes sagrados (Waxiewe), el Estero El Pozo o Boca del Vigía (Hatuxame) y el mar circundante (Haramara). Estos elementos del paisaje son considerados por nuestros pueblos como un todo de las deidades y ello debe implicar una protección total al mismo, y no como se ha planteado anteriormente por las instancias gubernamentales”

En esas mismas fechas, el Consejo Regional Wixárika por la defensa de Wirikuta, representado por autoridades wixaritari de las comunidades de Santa Catarina, San Sebastián (Jalisco) y Bancos de San Hipólito (Durango) también entregaron a Presidencia e instancias federales un documento exigiendo el cumplimiento de los tratados nacionales e internacionales y la protección del territorio de “Tatei Haramara” así como el derecho a la consulta previa, libre e informada sobre sus territorios en cumplimiento a sus derechos como pueblos originarios.

-------------------------------
El día, de hoy, 9 de agosto, es el Día Internacional de los Pueblos indígenas del Mundo, establecido por la Asamblea General, el 23 de diciembre de 1994, en su resolución A/RES/49/214. Este año, 2013, el Tema es  «Pueblos indígenas construyendo alianzas: En honor a los tratados, acuerdos, y otros arreglos constructivos»

Bajo el tema de este año, es urgente que en México se respeten y se pongan en práctica los acuerdos y convenios firmados y suscritos por el Estado Mexicano en torno a los derechos de los pueblos indígenas, como lo reclama el pueblo Nayheri  (Cora) en la  defensa del  territorio sagrado que comparten con el pueblo wixárika (Huichol)  y que los mestizos lo conocemos como La Isla del Rey y su entorno (el estero y la franja del mar que lo rodea).

Haciendo honor y al cumplimiento de los tratados, recordemos el Pacto Hauxa Manaka, firmado el 28 de abril del 2008, por los gobiernos de los estados de Jalisco, Nayarit, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí para la preservación y protección de la cultura WixárikaFueron testigos el Presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Honorable Cámara de Senadores y el Director General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas. Con este documento los gobernadores tradicionales, y los gobernadores de los estados, así como el Gobierno Federal, se comprometieron a proteger y fortalecer la continuidad histórica de los lugares sagrados y las rutas de peregrinación del pueblo Wixarika (Huichol). Comprende acuerdos para establecer derechos de paso, el cuidado corresponsable de recursos naturales, la preservación de plantas y animales necesarios para los rituales, y la divulgación de su cultura como patrimonio de la Nación.

-------------------
“El centro sagrado wixárika Tatei Haramara, ubicado en la Isla del Rey, en Nayarit, es uno de los lugares amenazados por las empresas turísticas que pretenden construir aquí un parque hotelero.
La Isla del Rey está frente a la cabecera municipal de San Blas, es una zona virgen a la cual se llega en lancha. En las veredas se observan venados cola blanca y grandes iguanas. Todo esto, 520 años después, continúa resguardado por el pueblo wixárika, también conocido como huichol.”

Maximino Muñoz de la Cruz, wixárika de Nayarit, 12 de octubre del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario