jueves, 17 de marzo de 2011

La medicina natural de Wirikuta


Doña Felipa es originaria de la comunidad El Mastranto, (Mpio. de Catorce, S.L.P.) a sus 65 años elabora una pomada de manera artesanal casi “milagrosa”, porque cura diferentes padecimientos: inflamación y dolores musculares, reumas, enfriamientos, cólicos, molestias del resfriado, fiebre, descongestión nasal, sirve para limpiar los dientes y hasta como mascarilla facial; cuando sale al monte, en la parte baja de la Sierra de Catorce, recolecta las plantas con las que fabrica su pomada, tan sabia es que no quiere compartir su receta, sólo cuenta que usa la gobernadora, la ruda “y otras hierbitas más”....

Si recorremos los caminos de Wirikuta podemos observar plantas medicinales como el ojasé, que en Té es un remedio muy efectivo para aliviar las infecciones y trastornos estomacales; la resina de la gobernadora le da un aroma muy dulce, ésta es utilizada para curar infecciones en los pies y es recomendada para suavizarlos; sin duda nos llamará la atención la flor amarilla del árnica, planta especial para desinflamar, aliviar dolores musculares, ayuda a desinfectar y cicatrizar heridas internas y externas; tanto en el bajío como en la parte alta de la Sierra de Catorce podemos encontrar la llamada Sangre de Grado, el masticar su raíz limpia y fortalece los dientes y las encías, su jugo cura padecimientos como la gingivitis y hasta el mal aliento.

Wirikuta posee una diversidad enorme de plantas medicinales que han sido aprovechadas por sus habitantes para elaborar otros productos como shampoos y para la comercialización en Matehuala, en Charcas, o en ciudades como Saltillo y Monterrey.

De acuerdo a los estudios hechos en Wirikuta se indica que por su posición geográfica en la parte centro norte de México es biológicamente una de las más ricas del mundo. En esta región de 140,000 hectáreas, aproximadamente, podemos observar una numerosa variedad de cactáceas, considerada endémicas, es decir que crecen solo en esta región, en diferentes formas y tamaños, como la biznaga cabuchera, la cual provee de pequeños frutos amarillos que brotan semanas antes de la temporada de lluvias, en Real de Catorce las podemos comer guisadas en “gorditas” e incluso en pizzas; existen otras pequeñas cactáceas que crecen al ras del suelo, con espinas de la que nacen unos frutos diminutos y delgados de color rojo, los cuales tienen un sabor dulce y jugoso; y por supuesto el peyote, cactus medicinal considerado sagrado, utilizado por los wirraritari de forma ceremonial, el cual por su lento crecimiento y sobreexplotación ha dejado de crecer en zonas cercanas a los caminos próximos a Real de Catorce, Estación Catorce y Wadley principalmente.

Wirikuta fue decretada Área Natural Protegida (ANP) en la categoría de Sitio Sagrado Natural, en el periódico oficial de San Luis Potosí el 15 de enero del año 2000; de acuerdo a este Decreto las ANP permitirían conservar los sistemas naturales sin degradar el medio ambiente, procurando el bienestar humano, sin embargo en la realidad el equilibrio natural no ha sido atendido dentro de un programa de conservación ni restauración.  

Diversos factores están dañando seriamente el equilibrio ecológico de Wirikuta, por mencionar unos ejemplos: la venta clandestina de especies de flora y fauna, los proyectos de los corredores industriales, que están contemplados dentro de los proyectos de Desarrollo Urbano del gobierno de San Luis Potosí (2000-2020), los cuales fragmentarán a esta región amenazando su equilibrio ecológico.

Recordemos las palabras de un hombre sabio que dijo: 

Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos; las montañas, los ríos, todos pertenecemos a la misma familia, lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo.” *

*Fragmento de la respuesta del Jefe Seattle, de la tribu Suwamish, al presidente de los Estados Unidos, Franklin Pierce, cuando envió una oferta para comprarle los territorios que hoy forman el Estado de Washington. A cambio, prometió crear una "reservación" para el pueblo indígena, el jefe Seattle respondió así en 1855.


Ana Esther García
Marzo 2011

2 comentarios:

  1. Pienso que una alternativa para mejorar los ingresos de los habitantes de Catorce y al mismo tiempo conservar la integridad biológica de sus tierras sería la creación de una Unidad para el manejo y aprovechamiento de la vida silvestre, ejemplo de ello un vivero dónde se reproduzcan y comercialicen cactáceas endémicas que son tan carismáticas y tan valoradas por los coleccionistas de todo el mundo y muchos amantes de las plantas del país.

    ResponderEliminar
  2. Me imagino que los platillos los preparan con los cabuches, que es la flor en botón de la biznaga. El fruto, que se conoce en algunos ejidos de Galeana como "lima de sal", es demasiado ácido, y la gente se lo come con sal, más como una especie de snack.

    ResponderEliminar