lunes, 25 de junio de 2012

Todos somos Maíz (segunda parte)


Cuentan los antiguos que Onorúame hizo a los rarámuri así como son.  
Desde los primeros tiempos bailan para que todo en el mundo, el suyo, se encuentre en orden y así la alegría esté en todo lo que tiene vida. 
Siempre bailan al aire libre, así el Sol y la Luna son parte de la danza y el canto.  Cuando tiempo de los antiguos se bailaba en los patios de las casas. Hoy muchos bailan en los patios de las iglesias.
El Yumari es una de las ceremonias con danza y canto, y hay quienes dicen que los primeros en bailarlo fueron los mismísimos venados.
El Wikarame canta por y para todos, pide la lluvia y agradece la cosecha, así también los Matachines lo acompañan con sus danzas cuando el cantador descansa.
Hoy se danza para pedir  lluvia para  que el maíz crezca y así tener sustento y poder ofrecer a Onorúame y que los rarámuri sigan en este mundo, el de todos nosotros
"Cuando bailamos estamos contentos, y así Onorúame lo está también"
-----------
Todos somos maíz (primera parte)
http://venadomestizo.blogspot.mx/2012/01/todos-somos-maiz.html

3 comentarios:

  1. ¡De maravilla! Pamparios.

    Vivan los pueblos originarios! Viva el indígena y el campesino! Vivan los hijos de la tierra! Vivan los hijos del maíz!

    Muera el Imperialismo, Muera el Capitalismo, Muera el Neoliberalismo!

    ResponderEliminar
  2. Que muera el imperialismo y todo lo ultimo que dijiste

    ResponderEliminar