miércoles, 14 de noviembre de 2012

Expertos defienden a Wirikuta como Reserva de la Biosfera con valores culturales, sociales y biológicos.

Expertos defienden posible
reserva de la biosfera en Wirikuta
Señalan la viabilidad de conjuntar los valores culturales, sociales y biológicos del altiplano potosino a donde peregrinan todos los años los huicholes de Jalisco y Nayarit
Guadalajara - La conservación de Wirikuta “como una verdadera área protegida que sea ejemplar, reconocida nacional y mundialmente y un orgullo para todos los mexicanos, ha sido una demanda del pueblo wixárika. El establecimiento de una Reserva de la Biósfera, con un decreto federal (que pueda aspirar a la designación internacional del Programa del Hombre y la Biosfera, MAB, de la UNESCO), puede fortalecer las demandas del pueblo wixárika”, señala un comité científico encargado de detallar este asunto.
Entre las condiciones, según el documento “Posicionamiento sobre el estudio técnico justificativo para la creación de la reserva de la biósfera de Wirikuta y su proyecto de decreto”, se detallan las siguientes:
Uno, “El manejo de la reserva de la biosfera propuesta debe basarse en un modelo de conservación biocultural en el cual la relación entre la cultura y la naturaleza son un binomio indisoluble. Bajo este modelo, se debe garantizar el respeto a los derechos culturales del pueblo wixárika, así como de las comunidades y los pobladores que habitan en la región de Wirikuta, a la par que garantice la conservación de los paisajes, ecosistemas, recursos naturales y procesos ecosistémicos de la región”.
Dos, “Tanto el decreto como su programa de manejo deben de establecer explícitamente la relevancia cultural del área, su valor para el pueblo wixárika como parte fundamental de su cultura y su derecho fundamental a mantener la continuidad de las actividades que ha venido desarrollando históricamente en el área. Reconocemos la importancia de la creación de zonas núcleo en la propuesta de Reserva de la Biósfera de Wirikuta, y observamos que deben crearse mecanismos de cumplimiento de sus objetivos y funciones, pero respetando el derecho del pueblo wixárika a realizar en su integridad la cacería sagrada de peyote y respetando los derechos territoriales de los ejidos de la zona”.
Tres, “el establecimiento de una reserva de la biosfera y su programa de manejo deben impulsar, apoyar y fortalecer la puesta en marcha de procesos y acciones para el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y ecosistemas con la adaptación regional frente al cambio climático, de tal manera que beneficien a las comunidades y a los pobladores locales considerando su compatiblidad con la conservación del patrimonio biocultural”.
Cuatro, “Wirikuta es una sola unidad territorial sagrada e indivisible. La integridad de sus paisajes y ecosistemas, de sus acuíferos, del suelo y el subsuelo, de su fauna y flora nativas y de todos lo elementos naturales en su conjunto, son fundamentales para conservar el patrimonio biocultural no sólo de uno de los principales pueblos originarios de México, sino de todos los habitantes este país”.
Cinco, “Wirikuta es un lugar con una notable riqueza de hábitats, con presencia de especies raras, amenazadas y endémicas, y con una flora y fauna cuya conservación es de una trascendente importancia para mantener la resiliencia de la biodiversidad local y regional frente al cambio climático y conservar ejemplos representativos de la variedad de ecosistemas del Desierto Chihuahuense”.
Seis, “las actividades de exploración y explotación minera constituyen no sólo un factor de impacto y degradación ambiental que afecta la integridad ecológica de Wirikuta y su valor biocultural para el pueblo wixárika, sino también, y de manera muy importante, a las condiciones de vida de los pobladores de la región, tal y como lo establece la Recomendación 56/2012 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos fundada en la Constitución y los Convenios Internacionales vigentes en México. En este sentido, estas actividades no deben ser permitidas en la totalidad de la reserva, tal y como lo establece el proyecto de decreto, además de ser urgente establecer medidas para la recuperación, remediación y restauración ecológica en los sitios en los cuales se ha desarrollado la minería. En la zonificación no se deben incluir sub-zonas de amortiguamiento para aprovechamiento especial” y no se debe de permitir la minería en ninguna zona de Wirikuta.
Siete, “La creación de una reserva de la biosfera en Wirikuta es relevante, pero es sólo un paso en el proceso de protección y conservación de los valores bioculturales y del manejo sustentable del territorio. Para que ésta sea un área protegida efectiva, es fundamental lo siguiente: Que en su programa de manejo se retome el concepto original de reserva de la biosfera como un modelo de conservación basado en la inclusión de los seres humanos, en el mantenimiento o desarrollo de prácticas sustentables de aprovechamiento de los recursos naturales y en el reconocimiento de los valores culturales. Que se establezca un mecanismo apropiado de gobernanza de la reserva de la biosfera, basado en la planificación y la evaluación participativas, la rendición de cuentas y la solución positiva de conflictos, con la representación en el consejo asesor de representantes de las comunidades locales y del pueblo wixárika”.
Además, “que en el ordenamiento territorial o zonificación (y sub-zonificación) de la reserva se considere la cosmovisión y práctica cultural wixárika, así como los saberes locales, además de los criterios técnicos de conservación biológica, protección ambiental y manejo integral de cuenca y de los recursos naturales. Que el gobierno federal tome las medidas pertinentes para la cancelación definitiva de las concesiones mineras, la suspensión inmediata de toda actividad minera en el área y la restauración de los sitios afectados por la exploración y la explotación minera”.

Fuente:
MIlenio Jalisco
14 de noviembre 2012
http://jalisco.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/d29d03dc05c85a911d35ceed6bcb9b66

No hay comentarios:

Publicar un comentario