miércoles, 1 de junio de 2011

La lucha sigue por Wirikuta y se pide que XapaWiyemeta sea promovido a sitio protegido por el gobierno de Jalisco


En reuniones por separado con diputados locales y funcionarios de la Secretaría General de Gobierno de Jalisco, logradas virtud a la inédita marcha indígena por Guadalajara el viernes 20 de mayo, miembros del pueblo wixárika además de obtener el exhorto legislativo a favor de Wirikuta, presentaron un proyecto para lograr que por fin XapaWiyemeta, uno de los cinco puntos sagrados de su cultura y que se ubica en la isla de los alacranes en el lago de Chapala, sea promovido a sitio protegido por el gobierno estatal.

El pueblo wixárika tiene cinco lugares sagrados: Tatéi Haramara, en el puerto de San Blas, en Nayarit; Tee’kata, en la comunidad indígena de Santa Catarina Cuexcomatitlán, en Mezquitic, Jalisco; Huaxa Manaká, en la parte alta del Cerro Gordo, en Pueblo Nuevo, Durango; Wirikuta, en el desierto de San Luis Potosí; y XapaWiyemeta, en Chapala, Jalisco. Sólo este último carece del estatus de sitio protegido por las autoridades como patrimonio estatal o nacional.
“Nosotros como wixaritari en la ciudad estamos cabildeando las líneas y posibilidades que existen a través del estado de Jalisco en cuanto a Wirikuta. Por otro lado esperamos promover que se decreten leyes a favor del sitio sagrado de XapaWiyemeta aquí en Chapala, Jalisco”, anunciaron Olegario Mejía Díaz, comisario de Enlace en Guadalajara de la nación wixárika y Antonio García Mijarez, encargado de la procesión a Wirikuta.
Al carecer de una declaratoria de patrimonio, XapaWiyemeta sufre constantes saqueos de las ofrendas que dejan los wixaritari que llegan ahí en peregrinación, además que la zona es codiciada por prestadores de servicios turísticos por su ubicación privilegiada.
El proyecto que dejaron los indígenas ayer en el Congreso insiste sobre la integración del ya aprobado Consejo Técnico del Patrimonio Cultural de Jalisco, que dependería de la Secretaría de Cultura estatal, y cuya primera misión sería conseguir el nombramiento de patrimonio del estado para XapaWiyemeta.
La lucha sigue y sigue
Por su parte, el Congreso del Estado fijó ayer una postura en defensa del pueblo wixárika ante los trabajos de exploración que la empresa minera canadiense First Majestic Silver lleva a cabo en Wirikuta.
Las diferentes fracciones parlamentarias votaron a favor de un acuerdo legislativo en el que piden al presidente Felipe Calderón Hinojosa, y al gobernador de Jalisco, el panista Emilio González Márquez, que protejan los centros sagrados de los wixaritari, “evitando la incursión por concesión de explotación minera en territorios en los que estos últimos se localizan”, según el documento.
Wirikuta tiene un decreto de área natural protegida desde 1994 y está dentro de la lista de los 14 sitios sagrados de la UNESCO. “Para los wixaritari, Wirikuta es tan grande o importante como para los fieles lo es la Villa Guadalupana”, declaró el presidente de la comisión de Asuntos Indígenas del Congreso local, el diputado panista, Gustavo Macías Zambrano.
“El pueblo wixárika se siente martillado, ofendido y alza su voz para que el Congreso del Estado sea interlocutor con el gobierno federal”, añadió el priísta Jesús Casillas Romero, promotor del acuerdo que pretende no sólo brindar protección a Wirikuta sino también al resto de sitios sagrados de los huicholes.
A través de un comunicado, los indígenas agradecieron a quienes participaron en la procesión del viernes 20, que reunió al menos a 500 personas entre wixaritari y mestizos, porque logró hacer visible en Guadalajara la problemática que amenaza sus sitios de culto ancestral.
“Esta manifestación-procesión por Wirikuta fue un éxito, el tema está colocado y visibilizado, cosa que desgraciadamente por las vías formales no se había conseguido desde que nuestras autoridades tradicionales y sus aliados habían iniciado la lucha”, detalló Antonio García Mijarez.
“Estamos contentos por eso, pero conscientes de que esto puede no ser suficiente para la solución. Hemos hecho una carpeta con todas las pruebas para demostrar que esta es una clara violación de derechos, daño ambiental y cultural”, señala el comunicado.
---------------

La Jornada Jalisco

J.C.G. PARTIDA Y M. FERRER
27 de mayo 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario