jueves, 18 de agosto de 2011

Los ojos que no ven (o que no quieren ver)


Ejercer un cargo de gobierno en la cultura wixárika, implica un sacrificio desde muchos puntos de vista, en primer lugar el elegido trabaja el doble, porque los cargos, otorgados por designación en asamblea, no son remunerados, en segundo lugar, representa compromisos ineludibles de servicio y atención de la  gente de esa comunidad, es una función que se otorga de acuerdo a las aptitudes del elegido y esta mas allá de su voluntad (a veces deben convencerlos durante días) y no existe ninguna posibilidad de beneficio personal en el ejercicio de sus funciones.

Estar en el gobierno huichol es un sacrificio y a la vez un honor del cual se enorgullecen.No tienen que promoverse,  ni hacer propaganda,  ni convencer a nadie, la política no es una profesión, es una distinción, una función que el grupo otorga a sus predilectos.

Continuamente, la prioridad es la consulta de necesidades y la facilitación de los conflictos que naturalmente surgen en la convivencia, es impensable la corrupción, porque si una autoridad tradicional decidiera algo contrario al servicio, de lo que cotidianamente se consulta, automáticamente sería removido de su cargo , la prioridad es la totalidad, el conjunto.

 La visión es el crecimiento espiritual y relacional de la comunidad a la cual pertenecen , la composición de la vida a partir de todos y todo, la integración con la tierra y todos los seres animales, vegetales y humanos que la habitan. Sus sueños como referente y espejo del destino manifiesto,... miran desde lejos para no perder el paisaje.

Sumergida en la soberbia de  la supuesta superioridad de la civilización y el progreso, Nuestra cultura y nuestro gobierno pecan de una miopía conceptual y ancestral.

Nuestros gobernantes promueven y nacen del voto como solitaria practica democrática, como si su ejercicio garantizara la realización de la voluntad popular, en un país donde se cumplen menos del 15% de las promesas de campaña y donde desde tiempo inmemorial, el gobierno pasa a ser propiedad del partido que gana las elecciones, literalmente hacen lo que quieren 

Se propagandizan ellos, no sus ideas, con costosísimas campañas mediáticas pagadas por los sectores más poderosos del capital nacional e internacional (algunos de muy oscura procedencia), beneficiarios directos de la política parcializada de las formulas triunfantes.
¿Error organizativo o demencia planificada?... ¿La voluntad del pueblo es sujeto de marketing ?...

Se autonombran representantes y se les olvida que  la democracia exige también resultados, y que  representar implica llevar a cabo la voluntad de los electores, ni hablar de la corrupción, de los favores y pactos entre políticos, y de las prerrogativas, sueldos y privilegios que atesora el fuero político en su totalidad.

En realidad si tenemos en cuenta lo que la gran mayoría quiere, no representan a nadie, eso sí,  la democracia jamás se les cae de la boca, no hay discurso en que no la sodomicen con adjetivos que no pasan de la retorica barata y que por otra parte ya nadie cree.

 Su sobrevaloración del análisis les exige solo ver de cerca, para no perder el foco de una realidad fluida y cambiante que se les escapa de las manos, porque la soberbia y la ambición, les impiden ver el bosque.

En este contexto, de ojos que no ven (o que no quieren ver) , el conflicto con la minera en Wirikuta es una manifestación mas de su ceguera conceptual, viendo de cerca solo ven al Cerro Quemado como lugar sagrado ,( ...se los damos y que dejen de chingar esos indios ! ), cuando de acuerdo a la visión mas amplia y sabia de la cultura huichol , toda la sierra y el valle son parte de una misma cosmogonía y de un mismo tesoro espiritual.

Por el nulo respeto que han manifestado siempre de la diversidad como enriquecedora de la unidad, se empeñan en crear escuelas que saquen a los wixárikas del atraso, cuando en realidad deberían enviar al presidente con todo y legisladores, a tomar unas clases de servicio, de representación, de democracia con mayúsculas, como la estamos necesitando todos.

Pretenden creer y hacernos creer,  que las mineras en nuestro país son un beneficio para todos, cuando en realidad son muy pocos los empleos que generan y mucho el  lastre de contaminación irreversible de tierras y aguas, se calcula que funcionando en su totalidad, las 770 concesiones hechas en México a la industria minera internacional, contaminarían irreversiblemente, un promedio de 3.000.000 de litros de agua al día, cada una, lo que significa por día, el consumo total de 5 días de toda la Republica Mexicana


 Vasco Ustarroz

No hay comentarios:

Publicar un comentario