lunes, 1 de agosto de 2011

Takiekari. Defendiendo la vida.


Discurso presentado en el Diálogo del Movimiento por la Paz con el Poder Legislativo en el Castillo de Chapultepec, ciudad de México.

Takiekari. Defendiendo la vida.

En estos tiempos de violencia extrema en nuestro país se está acabando con los tejidos sociales, con megaproyectos están secuestrando y quieren asesinar a nuestra madre la tierra, a la que tienen amagada y busca la desaparición forzada de todo un pueblo, el wixárika… en realidad muchos somos los pueblos y las personas que estamos amenazadas o muriendo por políticas económicas que no buscan ya la vida, la salud o el amor. Sólo el dinero vale en estos tiempos y el dolor es lo único que nos están dejando a nosotros y a nuestros hijos.
En nuestro caso se está entregando a compañías mineras, el lugar mas sagrado que nuestros antepasados nos heredaron, durante siglos hemos peregrinado y cuidado Wirikuta.
Wirikuta es nuestro templo, de ahí depende nuestra vida, nuestra cultura y cosmovisión, si Wirikuta es destruida por los trascabos, la contaminación y las explosiones mineras, nosotros morimos.
Asesinan de igual forma a nuestros hermanos purépechas de Cherán cuando talan sus bosques, así destruyen a nuestros hermanos nahuas de Santa María Ostula cuando los despojan de sus tierras y los asesinan por defender su hogar. Hoy Santa María Ostula está rodeada y amanecieron amenazadas de muerte decenas de familias y nadie hace nada.

Así extermina también a nuestros hermanos en Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Sonora, Baja California… en todas partes reprimen militarizando sus comunidades y negándoles el derecho de autodefensa.
Los pueblos indígenas defendemos la vida como lo que es, algo sagrado y nos responden con violencia en nombre de los negocios. El crimen organizando también es un gran negocio que toma en cuenta en la economía mundial y también ha llegado hasta nuestros territorios, en todas partes se ha comprobado que su gran poder ha hecho crecer la corrupción de quienes debería cuidarnos, deben buscarse nuevas formas de terminar con esto, los pueblos indígenas somos capaces de mantener la paz y el orden de nuestras tierras como lo han demostrado nuestros hermanos de la montaña de Guerrero.
Son muchas las amenazas a nuestro pueblos y a la sociedad mexicana toda, no pueden seguirse monopolizando desde el poder las soluciones todos podemos y debemos aportar, la democracia necesita mas participación de todos. El derecho a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado es constante violentado,  así ha pasado en Wirikuta en donde a pesar ser reconocido por UNESCO como uno de los 14 sitios sagrados, en el mundo que debe protegerse  que es un área natural y cultural protegida, de nada ha servido para detener las ambiciones de mineras trasnacionales y la entrega corrupta de nuestro gobierno a ellos.
No pueden seguir así las cosas, Wirikuta es un patrimonio ancestral de nuestro pueblo, pero también de la humanidad y de nuestro país, al ser uno de los pocos centros ceremoniales vivos de la herencia india de México, tal como lo reconocieron en el pacto Hauxa Manaká, el Ciudadano Presidente, los gobernadores constitucionales de los Estados de Jalisco, Zacatecas, Durango y Nayarit y el Diputado Marcos Matías Alonso y el Senador Andrés Galván Rivas, el 28 de abril de 2008 en la localidad de Pueblo Nuevo, Durango.

Son 140 mil hectáreas que deben ser respetadas y su futuro debería de ser el de un ejemplo mundial de cuidado ecológico, restauración ambiental y respeto y no como pretenden, un campo minero muerto.

NO a la Minería en Wirikuta, SÍ a la VIDA

Ciudad de México a 28 de julio de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario