lunes, 27 de agosto de 2012

Nakawé y el diluvio.



 Fragmentos

            …en el principio quedó todo pelón y ella intervino a que crecieran los árboles, los bosques, el agua y todo, a que quedaran calmadas en ciertas partes y ciertos lugares. Dice el dicho o la historia que cuentan los viejitos que en aquel tiempo, en el diluvio, cuando ya se retiraron, entonces está que ya se cumplió durante cinco años, era pura agua, entonces ya calmaron la lluvia y todo y el agua fue retirándose poco a poco, hasta que ya después bajó. En la arca o en la canoa donde viajaban Takutsi Nakawé, Tacaya Tumuruavi, viajaban los dos únicamente y Naurú, que es Takutsi Nakawé como marido pero supuestamente no se ve, no lo vemos ni lo vieron aquellos. Al quitarse toda el agua, que no se retiraba del todo pero había una cierta separación, nada más quedó calmado, entonces ella llevaba una cosa que le dicen Mumurri que es una vara larga y hueca por dentro y tiene dos tapones, uno arriba y otro abajo, y por dentro tiene una semilla de Xicamote, semilla chiquita y muy resistente. Entonces, al darle vuelta hace brrr, brrr, como el sonido del mar dentro del Mumurri y por eso lleva las plumas que son los Muwieris atados a la punta del carrizo. Pues eso llevaba Takutsi Nakawé y entonces, ya para que se separaran, con eso separó el mar, los ríos que es donde corre mucha agua, con ese Mumurri. Tenemos el río Lerma que es el más grande de todos, otro río más, los ríos más grandes, es lo que hizo para que todos desaguaran en el mar, que todo quedara seco, digamos en ciertas partes y después, como traía muchos pajaritos y aves, mandó a que hicieran arroyitos chiquitos para que desaguaran los ríos. El loro es el más grande, los patos, todo lo que anda en el agua menos el loro que anda en lo seco. Ellos hicieron como bajadas para que cuando lloviera no quedara anegado, que todo corra. ¿Adónde va a dar?. A un arroyo y de ahí a un río y de ahí pasa a otro río y de ahí al mar y si no fuera eso todo estuviera anegado. Conforme iban viendo que había agua los pajaritos chiquitos empezaron a hacer arroyitos aquí y allá y se quedó seco. Eso es lo que hizo Takutsi Nakawé en aquel tiempo y ahora ya no porque ya está todo hecho.

Fuente:

Porras Eugeni, Ritualidad y pregerinación entre los Huicholes, Ensayos mínimos. CECAM CECUPI, CONACULTA, INAH, 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario