jueves, 31 de mayo de 2012

A propósito de la First Majestic Silver y Minera Real Bonanza



EL ¨RESCATE¨ DE WIRIKUTA
Sobre la exploración y explotación de la zona sagrada de los wixárica, Wirikuta, centrar la crítica en la voracidad desmedida de la canadiense Fist Majestic Silver y su concesionaria Minera Real Bonanza, es harto limitado. Y no porque sea un error, al contrario, los industriales velan siempre por sus intereses sin fijar la mira en la repercusión social y cultural, o la afectación a las tradiciones ancestrales de los pueblos. Y es necesario decir que FMS está llevando a cabo su proyecto convenientemente. Esto no es una mentira.

Antes de arrancar La Luz Silver Project, la trasnacional ya empezó a ganarse a los pobladores de Real de Catorce, y lo define como el nuevo Taxco, Guerrero. Tal vez sus asesores en San Luis Potosí observaron la destrucción mediática que ha significado a la Minera San Xavier la destrucción terrenal de Cerro de San Pedro. Donde existe un movimiento de defensa, que pese a su importante lucha, nunca ha logrado llegar a los huesos de la sociedad potosina. Tercermundista, pusilánime, y que parece inamovible de su zona de confort irreal.

Las permisivas autoridades de todos los niveles fingen que no pasa nada, o eso tratan de hacer creer. Anuncian la donación de concesiones como si esto significara un sacrificio indescriptible para la empresa First Majestic Silver. Directivos de la empresa tienen estimaciones de cuánto pueden ganar con el proyecto La Luz, pero en frente, desconoces las pérdidas –o no ganancias– que generará la cesión de tierras. Pero no es que lo desconozcan, simplemente es un asunto menor.

Los decretos publicados oficialmente por las autoridades en torno a la minería, permiten en este caso que las trasnacionales pisoteen los usos y costumbres de los wixárica al explotar su zona sagrada. Están hechos a conveniencie de las grandes corporaciones; pues no solo es First Majestic Silver, además existe el riesgo del proyecto Universo, de Revolution Resources Corp., que cuenta con más de 59 mil hectáreas concesionadas en Wirikuta.

Minera Real Bonanza compra a los pobladores de Real de Catorce con talleres de música y joyería; anuncia museo de minería, escuela de artes y oficios, mina turística… Si entre sus proyectos de aceptación (disfrazados de progreso y buena voluntad), hubiera un taller filosófico para libres pensadores, historiadores, defensores de derechos humanos, tal vez la cosa sería diferente. No como ahora: “hoy acepten nuestras dádivas, pero mañana también acepten nuestra destrucción”.
La empresa desestima a los wixárica por no tener una representación legal, no validan su defensa con corrupta abogacía y por eso, sus reclamos no tienen sentido. A la par, se levantan el cuello para presumir el apoyo de unos cuantos pobladores de Real de Catorce, que les ruegan porque ya empiecen a trabajar en la zona. Los mismos pobladores que como tales no están estructurados en células sociales, pero eso no importa, ellos sí muestran apoyo, por eso sí son escuchados.
El negocio perfecto, First Majestic Silver, dice estar a favor y “protege” las tradiciones de los huicholes, da migajas disfrazadas de progreso a los pobladores de Real de Catorce y enfrente explota sus tierras para llevarse su plata y aumentar su riqueza. Creencias, cultura e historia, quedarán para otro momento.

FERNANDO GARDUZA
Jueves 30 de Mayo del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario