jueves, 13 de septiembre de 2012

Lo que hay en el subsuelo de Wirikuta es pura riqueza y allí cumple su función como sostén y matriz de vida.



Bruno Frenari y sus avances en Wirikuta

1. Se nos invita, en el mensaje que resulta del diálogo de los cantadores huicholes con la naturaleza, a trascender la dicotomía de buenos y malos y actuar con entrega en los actos encaminados a cuidar la vida.

2. Al hacer un mínimo balance del movimiento nacional e internacional en defensa de Wirikuta, quisiéramos no caer en la diatriba contra el gobierno mexicano y haremos ese intento aquí por más que los hechos de las instituciones gubernamentales nos inviten a atascarnos en el lodo que lodo hay.

3. La exigencia ha sido muy clara: el territorio de Wirikuta es un tesoro cultural y natural de importancia mundial que merece ser cuidado y regenerado allí donde ha sido depredado. El fundamento que sostiene tal exigencia ha sido desarrollado en diversos documentos antropológicos, geohidrológicos, botánicos, ecológicos y, sobre todo, en el testimonio vivo de todo el pueblo wixárika. Una buena parte de esos estudios se han realizado con científicos contratados precisamente por instituciones gubernamentales como la CDI, antes INI, o la Semarnat. Aunque ha sido la red de ongs que constituyen el Frente en Defensa de Wirikuta quienes más han aportado evidencias irrefutables del daño que significaría la operación extractiva en el área natural protegida.

4. De todos los funcionarios públicos que han metido su cuchara en el asunto en la actual administración, sobresale el secretario de economía Bruno Ferrari. Se atrevió a buscar el diálogo con los peregrinos de varios centros ceremoniales de Tateikié en el mero corazón de Wirikuta en marzo de este año y aguantó toda la noche de celebración acompañando con respeto. Días después del acto mediático de mayo en el Museo de Antropología, donde él  junto con varios secretarios de Estado anunciaron a la prensa el decreto de una reserva federal minera de 45 mil hectáreas, subió a la sierra para dialogar con autoridades del Consejo Regional Wixárika por la defensa de Wirikuta; y ya en junio en Saucito, Nayarit, tuvo un último encuentro con la Unión Wixárika de Centros Ceremoniales de Nayarit, Jalisco y Durango. En todas las ocasiones tocándose el pecho ha manifestado un gran respeto por la cultura wixárika y ha prometido actuar para proteger el territorio sagrado de Wirikuta. En sucesivos boletines de prensa ha afirmado categórico que en ese territorio sagrado no hay en la actualidad ningún proyecto en marcha que atente contra su integridad. Ya en el extremo de la iluminación precoz ha declarado a los medios que el asunto de Wirikuta está prácticamente resuelto.

5. Los que amamos este tesoro espiritual de naturaleza quisiéramos embriagarnos de gusto con las soluciones generadas por el gobierno que el secretario Ferrari se ha empeñado en divulgar. Pero el asunto es más complejo y después de analizar dichos alcances nos quedamos en las mismas: las mineras están avanzando y la palabra salida del corazón de Ferrari suena hueca.

6. ¿por qué? Porque desde marzo en el semidesierto de Wirikuta se le informó al secretario de economía que había por lo menos dos proyectos concretos que violaban el plan de manejo; uno amenazando y el otro ya predatorio del paisaje ecológico y cultural: las estacas exploratorias de la empresa revolution resources en el altiplano catorceño encaminadas a la fase de explotación y las 400 hectáreas deforestadas dentro del polígono de la Reserva, del proyecto agroindustrial para producir tomate y otros cultivos muy probablemente con semillas transgénicas y cuidadas con agroquímicos.  Estos ejemplos campantes han continuado su evolución y la minera con el respaldo operativo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ya abrió brecha de unos 20 metros de ancho para hacerse el camino de la Presa de Santa Gertrudis hacia el ejido de las Margaritas o hacia la carretera pavimentada de tanque Dolores con un avance hasta ahora de unos 10 kilómetros. ¿Y los permisos de cambio de uso de suelo? ¿y las manifestaciones de impacto ambiental obligatorias? Candados guangos que a quién le importan.

7. No me atrevo a negar que el secretario Bruno Ferrari quiera en lo personal ayudar a proteger este lugar sagrado de los huicholes. Pero es muy compleja la situación porque es el mismo Estado quien modificó las leyes ofreciendo toda clase de facilidades para que empresas nacionales y extranjeras se animen a saquear con ridículos impuestos los minerales del subsuelo nacional. El articulista del diario La Jornada, Juan Carlos Ruiz Guadalajara, informó  en mayo que  el Secretario de la Reforma Agraria hizo labor de ruego a las empresas mineras en Canadá para que invirtieran en México ofreciendo derribar cualquier obstáculo social. El mismo leviatán descalabra y apapacha con curitas la profusa hemorragia. Malabarismo para simular consultas con el pueblo wixárika donde nunca se les pregunta si la mina atenta contra su lugar sagrado;  magia boticaria para decretar reservas mineras federales que no le hacen ni cosquillas a las empresas mineras que acechan confiadas en su enorme poder; y distracción teatral para elevar a nivel federal o a patrimonio inmaterial de la humanidad sin que se garantice un freno a los concesionarios.

8. Simulación  es el tinglado de soluciones al conflicto de Wirikuta que la actual administración federal prefirió construir. Fue incapaz de escuchar al pueblo wixáraika contundente y unido que demostró el 7 de febrero la importancia que supone Wirikuta para el equilibrio energético y la fertilidad que garantiza la vida de todos.

9. No hay motivo para felicitar al secretario de economía. No hay interés ni tiempo para maldecir su trampa.

10. El águila y la serpiente de la creación se juntan en la cima de Catorce iluminando toda vida. Lo que hay en el subsuelo de Wirikuta es pura riqueza y allí cumple su función como sostén y matriz de vida. Es un tesoro inmenso que no se vende. Así por favor que lo fueran entendiendo los próximos funcionarios que ocupen los cargos altos del gobierno. Es más barato indemnizar una minera que socavar el fundamento espiritual y natural de nuestro país.        
------------
Eduardo Guzmán Chávez
septiembre 2012

2 comentarios:

  1. Buen trabajo, palabra clara, honesta y sentida, gracias por eso.

    ResponderEliminar
  2. Las personas necesitan trabajo y la minería eso dará. Ustedes no aportan cosas positivas, ah... qué flojos argumentos por cierto.

    ResponderEliminar