martes, 4 de octubre de 2011

Flores en el Desierto en Wirikuta Habla -4 de octubre- ITESO


Imagen de Flores en el Desierto. 


por Cecilia Durán
4 de octubre 2011
El pueblo wixárika se une para difundir la importancia de sus sitios sagrados y cosmogonía en el evento titulado Wirikuta habla, que se desarollará hoy en el ITESO en donde se proyectará el documental Flores en el desierto, y habrá diálogo con Olegario Mejía, comisario de enlace wixárika en la zona metropolitana.

En el documental, dirigido por José Álvarez, los huicholes revelan parte de sus secretos más ocultos, con la convicción de heredar su sabiduría y lograr el equilibrio del universo. El director explora un lugar más íntimo de la comunidad, más cercano a ellos. Registra con la cámara cómo aman y crían a sus hijos, cómo creen en sus dioses, cómo sienten la muerte, cómo aprenden. Además indaga y muestra su cosmogonía, centrada en elementos como el agua, el fuego, el animal representado por el venado, que ofrenda su carne para comer, así como sus pestañas, para tener su visión; y el dios hikuri o peyote.

La proyección de la cinta es parte de las acciones emprendidas por la comunidad con la finalidad de defender sus creencias, sus símbolos y sus sitios sagrados, que hoy están en riesgo.

En un comunicado, el comisario Olegario Mejiaz y Antonio Hayuaneme García Mijarez manifiestan que “los derechos de los pueblos indígenas están reconocidos por diversos acuerdos y tratados internacionales a los cuales México está adscrito, como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, así como por la Declaración Universal de los Derechos Colectivos de los Pueblos Indígenas de la ONU; y por diversas leyes nacionales y estatales en materia indígena.

“Pese al reconocimiento de sus derechos, actualmente sus sitios sagrados milenarios están en peligro por intereses económicos enfocados al desarrollo. En Wirikuta, 140 mil 212.85 hectáreas se declararon protegidas por decreto estatal de San Luis Potosí en 1994. Está considerada por la UNESCO en la lista de la red mundial de sitios sagrados naturales. Sin embargo, ha sido concesionada a una minera canadiense para su explotación a fin de obtener plata.

“Los demás sitios sagrados se encuentran desprotegidos jurídicamente, por lo que su integridad está en peligro latente: Tatei Haramara en San Blas Nayarit, se encuentra en riesgo por las políticas de privatización y venta con fines turísticos que ha promovido el estado en su zona costera. XapaWiyeme, La Isla de los Alacranes en Chapala, se ve constantemente afectada por la basura y destrozos de visitantes; mientras tanto, no se han impulsado las iniciativas ya planteadas para su protección y declaración como Patrimonio Cultural de Jalisco.
“Mientras el pueblo wixárika se enfrenta a estas problemáticas serias que amenazan la continuidad de su labor y su vida, en los Juegos Panamericanos se promociona una imagen del wixárika (venado, elemento sagrado) caricaturizada y sin su consentimiento. Habríamos de cuestionar si es la mejor y más respetuosa manera de aportar a la solución de las verdaderas problemáticas ya mencionadas”.

Wirikuta habla es hoy a las 18 horas en el Auditorio A del ITESO. Entrada libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario