lunes, 30 de enero de 2012

La leyenda que se está bordando hoy (primera parte)




Ya le dimos otra vuelta al sol en el regazo de nuestra madre hermosa Yurianaka.
Una y otra vez volvemos al mar de oscuridad, origen silencioso certeza de unidad. Y también cada momento de duda o temor engañosa apariencia de separación. El cantador percibe:

Que no piensen nada
todos los dioses
todos los ancianos
todos los creadores
todos los antepasados
juntando a todos en Tseriekame
juntando a todos Tunuwame
Maxakuaxi está extendido
completo 
presente
se levantan todos
todo
a la derecha y a la izquierda

Hay que peregrinar como los primeros para reconocernos otra vez familia de todo.
Así han salido ya desde el poniente, allá donde la brisa de la mar llega rápido a cantar con el Chapalagane en las barrancas, un canto colorido y profundo viene bordando de flores el camino.
El fuego nuestro abuelo viene caminando con ellos.

Mis dioses 
mis ancestros
todas sus k+pieli
aquí se quedaron
mi teteima 
mi kaka+ma
se ve todo dentro del fuego no piensen nada

Allá en el altiplano saben ser hospital, es decir viven las bendiciones que brotan cada vez que una serpiente de peregrinos pasa encendiendo las relaciones. Agradecen con hospitalidad.
Nos alimentan y hablan con nosotros cuando peregrinamos porque, así como hoy, la lluvia cae en plena seca si los corazones entienden de amor. 
Ellos están caminando, son el canto, nosotros viajamos desde el templo de nuestra comunidad en el canto. Aquí con los discos de piedra que son fundamento del fuego, con el altar, con las sillas equipales donde viene a sentarse la energía, nuestras madres, nuestros ancestros, los que al darnos cuenta se levantan.

Aquí estamos
itari
los discos sagrados
aquí están
mi tutsima
kaka+ma
no se preocupen 
su muwieri suelten

Así vienen cantando los peregrinos vestidos de luz y flor y cuando cantan al sur, al espejo mazorca de agua bendita, las abejas que polinizan el árbol sagrado de madera oscura vuelan en los sueños y nos acarician la piel, cantan y revelan lo que nuestra sangre néctar ya sabe. Si no piensas, si no temes la energía no te aguijonea, no te envenena, no te arde. 
Allá en Chapala podemos ver ese sur en donde queda el espíritu del árbol floreciendo en la laguna.

Xapawiyeme ahi está 
N+ariwame
madre mayor de la lluvia
milpa nueva 
ahí estás extendida

¿A poco no les sorprende la lluvia y el sueño hoy, en este momento en que nuestros hermanos peregrinan hacia el jardín?
Ese rumor de río crecido o abejas ancestrales nos transforma en tambor ceremonial, el corazón manda.
Este es el momento de mirar nuestros huaraches y recordar que hay que estar atentos a cada paso, no queremos pisar la flor ni la espina, no queremos perder esta lección. 
Estamos en el templo preparándonos para caminar porque pedimos luz para nuestra familia, medicina que necesitamos.
Este es el momento de reconocer que en los morrales no traemos solamente las velas de cera y el cacao, se nos han colado distracciones que podemos soltar ahora, antes de llegar al manantial, o a la puerta o al jardín. Pesan, las distracciones pesan. 
Un bonito bordado tiene cada punto hilado con el corazón atento. Atento a los peregrinos que vienen del poniente, atento a abrazar a los corazones que viven en la montaña y en el jardín.

Halamala
levántese
madre Kiewimuka 
allí está extendida
Itali allí está extendida
levántese madre lluvia
madre creadora del mundo
Halamala allí está extendida
Haik+yuawi se ha parado allí
no se preocupe nada
si está seguro
Tateteima está allí está extendida
Italipa está allí extendida
Reunax+ está extendido
Wirikuta está extendida
que vean
levántense
no se preocupen
Italipa allí quédense
allí está extendida

Continuará...

------------------

1 comentario:

  1. Que siga el canto por el amor, por la vida, por la Madre Tierra. Que se levanten las defensas, que se reunan las tribus, es tiempo de defender nuestra tierra, nuestro hogar.

    ResponderEliminar