domingo, 12 de febrero de 2012

La leyenda que se está bordando hoy (cuarta parte)



En el cielo se dibuja el descenso de las nubes, desde lo alto de la montaña comienzan a caminar.

El canto habla a los ancestros, esos que están junto al sol ayudándole a hacer su ceremonia, su diaria peregrinación, cristales que solo Kauyumarie puede alcanzar al abrir con sus astas-muvieri-flechas los rayos de nuestro padre. Esos ancestros en forma de cristales vuelven a sus familias al cabo de cinco ciclos de ceremonia. El cantador los recibe y envuelve en un algodón, los pone en una flecha y sa les atiende con cuidado y respeto ya que nos aconsejan cuando tenemos alguna necesidad.

Recordamos los cristales de la tierra que también están haciendo ceremonia en el corazón de las montañas. Los cristales que en la flor que comemos nos reviven la memoria original. Y en el cielo también se forman cristales que luego bajan a vestir con un manto de hielo a nuestra madre Urianaka.

Esos cristales hoy dibujan la punta de una flecha

Así es que ya así
Es que cuando se unieron
Sin beber andaban
Mi Tutsima mi Kaka+ma
Ahí es que ya así ya así
Tek+puli ya así
Escritores han quedado
En Mukuyuawi se han quedado

Así es que
haciendo tomaron vida
se han convertido en vapor
en rocío ya así ya
así es que han tomado vida
nuestras flechas nos hablan
mi Tutsima mi Kaka+ma
es que ya así
es que ahora ha salido
el que su cirio lleva
el que su cirio lleva es él
su competidor es quien vive

Así que ya así
el cirio de ustedes es
no sé cómo han tomado vida
mi Teteima mi Kaka+ma
por aquí se ha recorrido
allá es que se recorrió
su k+pieri han recorrido
allá es que lo hicieron llegar
en Tsinata lo hicieron llegar
creo que allí estando así
en Wetualipa ya así
en su nietalie ya así
 ahí fue donde se hizo fundar

Así desde el templo vemos el coamil de la familia, la milpa jardín donde florecen las huellas del venado, y en el cielo la flecha de nubes  que surca el cielo señalando el camino del sol y evocando esa flecha en donde están nuestros ancestros, los que hoy hablan con las montañas de la sierra, allá donde nace el sol, y con las cuevas, cerros y la piedra blanca que viven en el poniente.

Estamos esperando su palabra.

 Los cirios han llegado al templo en dónde se presentan las ofrendas que alimentan a los ancestros.

Continuará 
----------------------- 

Canciones: "Cantos de una peregrinación a Wirikuta". 
San Andrés Cohamiata,  Instituto Indigenista Interamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario